Publicado el Deja un comentario

¿Cuál es la actitud adecuada para afrontar una oposición con éxito?

Actitud positiva para la oposición

Opobox
Tu opokit de papelería
Actitud positiva para la oposición

¿Cuál es la actitud adecuada para afrontar la oposición con éxito?

Hola opopiña. Hoy quiero escribiros sobre algo que he estado leyendo mucho estos días en InstaGram.

Todos sabemos lo duro que es opositar, no vamos a ignorarlo para ser más guays. 

 

Pero últimamente estoy observando mucha negatividad y mucha crítica al optimismo en varias publicaciones. Siempre desde mi humilde opinión.

 

 

 

 

Ser positivos suma

Me gusta rodearme de gente positiva u optimista. Dicen que todo se contagia menos la hermosura y el dinero. Lo mismo pasa con la actitud frente a la vida. Compartir amargura constantemente hace crecer el desánimo en quienes nos rodean. Y es un sentimiento horrible que deberíamos desechar.

 

De la misma manera que lo positivo se transmite, lo negativo se contagia.

Por eso los comentarios negativos y críticas a personas positivas que he leído en la red social me causan un poco de malestar.

 

Comprendo perfectamente que haya personas que pasen males momentos (somos personas, yo también los paso) y también comprendo que los publiquen (necesitamos desahogarnos de vez en cuando). Lo que no logro entender es que se juzgue con dureza a quienes ponen alegría en lo que hacen y cambian negativo por positivo.

¿Quieres ser feliz o infeliz?

A simple vista es una pregunta tonta, ¿verdad? Pero seguro que cientos de veces has pensado, más o menos profundamente, en ello. Puedes haber pensado que eres feliz y que todo te va bien. O que eres infeliz y no sabes por qué, y que crees que no lo mereces.

 

Pero probablemente nunca has pensado que ser feliz o no, se trata de una decisión.

No seré yo quien escriba un libro de autoayuda o de lecciones de vida. Pero si tengo la certeza de que ser feliz es una decisión que puedes tomar o no. Es nuestra responsabilidad decidir.

 

Vale, ya se que piensas, que las circunstancias por las que pasamos a veces pueden ser durísimas, y que así es muy difícil o incluso imposible ser feliz. Si lo que te ocurre o ha ocurrido es muy grave, lo lógico es pasar un tiempo de “duelo”. Pero después tienes que decidir ser feliz. O al menos respetar a quienes quieren serlo.

 

 

Opopiña

¿Se puede ser feliz estudiando una oposición?

Hay quien piensa que estudiar una oposición es una circunstancia que dificulta la felicidad. Pero piensa que estudiar fue una decisión tuya, y que te incumbe solo a tí.

 

Las dos opciones que yo contemplo son estas. Una, volvemos atrás y  abandonamos la oposición o dos, (y esta es la postura que yo defiendo) luchar cambiando lo negativo por positivo. Nadie dice que sea fácil. Pero se puede, y es infinitamente mejor luchar contra una dificultad que vivir en la amargura.

 

Por supuesto, me pongo en los zapatos de quienes lo están pasando mal por algún motivo y los respeto, pero ¡vente arriba! 

Libros que me ayudaron a mejorar mi actitud

Muchísimas veces me he visto abrumada por tareas que hacer, y no me faltaba precisamente el tiempo, me faltaba organización. Y he querido tirar la toalla en multitud de ocasiones. 

 

Pero afortunadamente en la formación de un trabajo en el que estuve hace años, me “obligaron” a leer un libro de Stephen R. Covey. Él es un autor al que admirar, sin duda. Y seguro que conoces su libro, es muy popular. “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”. Con él comencé a aprender a priorizar. Sigo en el proceso. Pero el simple hecho de haberlo iniciado hace que mi perspectiva ante un largo día sea distinta a la de antes.

 

Otro autor que me ha ayudado mucho es Robin Sharma. En concreto ha sido su libro “El monje que vendió su ferrari”. Es un libro que enseña que la vida es algo más, mucho más, que lo material.

 

Ahora estoy leyendo uno de Anthony Robbins que se llama “Controle su destino”. Apenas acabo de iniciarlo pero empieza bien. Explicándonos que es realmente tomar una decisión.

 

¡Ah! No se me puede olvidar el libro que me recomendó @opomamiazul. “El alquimista”, de Paulio Coelho. Básicamente, y de manera muy resumida, trata sobre nuestro propósito en la vida y como perseguirlo. Nada es más difícil y da más felicidad que salir de nuestra zona de confort para cumplir nuestro propósito vital.

 

Controla el destino de tu oposición

Una manera sencilla de afrontar la oposición de forma positiva

Pégate a personas con tus inquietudes como los piñones de una OPOPIÑA. Contagiar el optimismo es tan fácil que el esfuerzo será mínimo para tí. 

 

Personalmente, desde que existe la Opopiña, mis ratos malos son menores. Compartir nuestras anécdotas, por muy tontas que sean, ayuda a levantarte del lodo y evitar contagiar la negatividad de un gris a los demás.

Búscame en InstaGram, soy @opositandofeliz. Prometo no contagiarte pensamientos negativos.

Un abrazo. Nos leemos!!

Si te gusta la papelería bonita como a mí, échale un vistazo a esta caja sorpresa de papelería bonita:


Caja papelería bonita

Política de privacidad

Política de cookies

Aviso legal

Publicado el Deja un comentario

Cómo opositar y no morir en el intento, ni abandonar a tu familia.

Organizarse para estudiar

Opobox
Tu opokit de papelería
Organizarse para estudiar

Cómo opositar y no morir en el intento, ni abandonar a tu familia

Hola opopiña. ¿Alguna vez os han preguntado.. “y tu cuando ves a tus hijos”, “y tu cuándo vives”? Estoy segurísima que sí. Y también estoy segura de que ellos no saben lo que es opositar. No entienden que trabajemos durante meses, incluso años, por tener una plaza. 

Y por supuesto no entienden que nos deshagamos de cosas por el camino. Pero tenemos que tener cuidado con que cosas sacrificamos.

Como ya sabéis soy madre de dos pequeños de siete y cinco años, ama de casa y opositora. Y admito que es difícil conciliar mi vida personal con la oposición. Si tienes memoria fotográfica tienes algo ganado, no es mi caso desafortunadamente. 

De hecho mi memoria brilla por su ausencia. Sabéis el dicho que tienes menos memoria que un mosquito, pues el mosquito se llama Ángela. Así que tengo que dedicar bastantes horas a estudiar si quiero sacar mis objetivos semanales.

¿Cómo organizo mi día a día?

En mi opinión, siempre muy humilde, es de vital importancia para nuestra salud mental hacer cosas que nos gustan y pasar tiempo con nuestra gente. No soy psicóloga, lo digo desde mi experiencia opositoril. ¿Pero de donde saco el tiempo?

Tener dos hijos con edades de siete y cinco años, conlleva peleas, riñas, berrinches, llantinas. Con sus correspondientes: “mami, el tate no me deja la tele”, “mami, Isabel me ha tirado del pelo” ¿Quién puede concentrarse así? Yo no.

Por eso busco momentos en los que ellos estén dormidos o muy entretenidos.

Conozco una loquita adorable que hace, lo que ella misma denomino “El turno de la muerte”. Ella es @opomamiazul y se despierta a las 3 de la madrugada. 

Sí, has leído bien. Cuenta la leyenda que es una vampira que no necesita dormir, pero yo creo que es un madre que prefiere sacrificar horas de sueño que horas con sus hijos. Cumple con sus objetivos (supongo que no siempre, porque es vampira no perfecta) en el rato entre las 3 y cuando se despiertan sus niños. Y la tarde la dedica a sus pequeños.

Otra cosa que hago cada semana es dejar libre el día en que estemos todos en casa. Sí o sí, el domingo lo paso haciendo cosas con mis niños y mi marido. Al final del día hago el examen de repaso semanal de Gokoan (es muy útil). De esta manera disfruto el día con mis niños, y no siento la culpabilidad (totalmente errónea) por no estudiar.

En cuanto a productividad, yo soy más eficaz estudiando por la tarde. Concretamente de cinco de la tarde en adelante. Entonces decidí trasladar mi opozulo al salón ese rato y dar responsabilidades a Mateo, que es el mayor (que no el más maduro) Él cuida de su hermana. Todo lo que ella necesite, se lo da (siempre que no suponga un peligro). Mato dos o tres pájaros de un tiro. Mateo madura, los hermanos juegan juntos y yo estudio.

Libreta para estudiar oposición

¿Dedicas tiempo a tus aficiones?

Dentro de nuestra vida personal, obviamente, también entran nuestras aficiones. Tener tiempo para nosotras mismas es importante. Alivia a la mente de agobios (innecesarios e inútiles). 

Mis hobbies son ver series y leer. Lo que más me gusta es leer. Por eso cada día leo al menos media hora, casi siempre antes de dormir. Enriquece mucho leer y me ayuda a no volverme loca

¿A tí que te gusta? Pintar mandalas, ver pelis, montar en bici… Lo que sea. ¡Hazlo! Sacar diez, veinte, treinta minutos no es tan difícil, prueba y lo verás. Regálate un tiempo para tí. Ya me contarás si te viene bien o no.

Estudiar con la tablet

Es cierto que hay que sacrificar algunas cosas

A veces surgen imprevistos. Un niño se pone malito, un papeleo que hacer fuera de casa… En casos asçi tenemos que conocer nuestras prioridades. En mi caso dejo de hacer cosas en casa. 

¡Ojo! Eso no significa que mi casa quede sucia. Simplemente no limpio tan a fondo. Mis hijos son lo primero en mi vida y la oposición lo segundo. Lo tengo clarísimo.

¿Hay que sacrificar cosas? Sí. Pero no debe ser nuestra salud. Así que procuremos no agobiarnos. No hay que sacrificar lo importante en el altar de lo urgente.

¿Qué es más importante para tí, barrer el salón o estudiar un ratito más la oposición que te dará tu sueño?

Yo he de confesar que tengo mucha suerte, porque los horarios laborales de mi marido son bastante buenos. Lo que nos permite estar tiempo juntos. Y que él se encargue de los niños bastante tiempo ¡Soy muy afortunada!

Opopiña, lucha por tu plaza. Cuando la tengas podrás disfrutar tu vida y todo lo que hay en ella con la tranquilidad de un buen horario, un sueldo fijo y nada de preocupaciones laborales. Pero lucha viviendo. No dejes de hacer lo que te gusta con tu familia o tu sola. Simplemente saca tiempo, aunque sea poco. 

Todas sabemos que a veces hay que parar, para volver a arrancar. ¿Hay mejor forma de cargar pilas que haciendo lo que te gusta con quien tu quieras? La respuesta es ¡no!

Yo te apoyo en el camino. Si quieres contarme algo no dudes en hacerlo, aquí o en mi Instagram @opositando_feliz

Un abrazote, nos leemos

Si eres tan fan de la papelería como yo, puedes mirar esta caja sorpresa de papelería bonita:


Caja papelería bonita

Política de privacidad

Política de cookies

Aviso legal

Publicado el Deja un comentario

Mi kit de supervivencia para estudiar la oposición

Kit para estudiar oposición

Opobox
Tu opokit de papelería
Kit para estudiar oposición

Mi kit de supervivencia para estudiar la oposición

Hola opopiña. En este post quiero hablaros de los artículos que yo considero imprescindibles para estudiar, en mi caso una oposición. Como os digo en el título, yo lo llamo “kit de supervivencia opositoril”.

Os lo desgrano a continuación, por categorías. Obviamente, esto es muy personal. Pero estoy segurísima de que estás de acuerdo en muchas de las cosas que os voy a compartir. ¿Lo comprobamos?

¿Qué artículos de escritura necesito?

Bolis. Muchos bolis. Centenares de bolis. Bolis de todos los colores y estilos. Soy una loca total de… ¿adivinas qué? ¡de los bolis! Si me seguís en InstaGram (@opositando_feliz), sabréis que tengo más bolis de los que podría gastar y en tres vidas seguidas.

Os diré mis esenciales. Utilizo bolígrafo azul y rojo para hacer apuntes y resúmenes. Para los esquemas mezclo colores. Verde, morado, amarillo…

En cuanto a mi marca favorita, os digo que es Bic a muerte. Un Bic nunca (o muy pocas veces) falla. Pero tengo de todas marcas y maneras. Cuando era pequeña usaba a veces Pilot, pero mi madre se negó a comprármelos (imagino que se salían de su presupuesto). Por eso me hice una fiel cliente de Bic.

Dentro de esta marca soy bastante tradicional. Es decir, uso Bic Cristal. Aunque también soy fan de los Bic Gelocity. Su tinta es líquida y es más fácil escribir con ellos. Pero recuerda, ¡un Bic Cristal nunca falla!

haber.

En cuanto a cuadernos prefiero…

Comienzo con un inciso. Soy más de tener mis apuntes encuadernados que en folios sueltos. 

Los folios los uso para escribir cosas a sucio. Soy muy desordenada. Si me das algo en hojas sueltas, lo pierdo en el mismo instante. Y no sólo perdería los apuntes, también perdería el tiempo buscándolos por todos los cajones habidos y por haber.

Por eso los apuntes que me hago los escribo en cuadernos. Mis favoritos son los Oxford, pero en cuestión de gustos no hay nade escrito (que juego de palabras más brillante teniendo en cuenta que hablo de cuadernos). 

Siempre los uso cuadriculados. De niña cogí manía a los de líneas, y en los blancos me tuerzo como si no hubiera un mañana.

Calendario estudiar oposición

Otra cosa imprescindible en mi kit: los subrayadores

Cuando era niña subrayábamos con lápiz, boli, o como mucho un rotu amarillo. 

Ahora es una locura de marcas y colores. Stabilo, Bic, Mp… Fluor, pastel,… 

En mi escritorio no puede faltar el fluor amarillo de Stabilo Boss. Aunque puedo afirmar que tengo más de una veintena de todas las marcas y colores.

Es genial poder compartir esta afición con mi hermana, que en InstaGram es @fisiopochic. Nos intercambiamos siempre los rotus que nos compramos. ¡Es una maravilla!

No hay opositora sin agenda

Para mi es vital. Imagino que para tí también.

Los opositores necesitamos organizar muy bien nuestro tiempo. Y si además trabajas o tienes niños a los que cuidar, la organización ha de ser aún mayor. De ahí la importancia de tener una agenda. Puedes escogerla con el año escolar o año natural. Yo prefiero la anual.

En cuanto a marcas, durante años compraba la de Mr. Wonderful, son preciosas. Pero este año he decidido ser más práctica y gastar un poco menos de dinero y elegido una que se llama Amelie, del Grupo Erik. También es muy bonita. Tiene las tres “b”, bueno, bonito y barato.

Tablet para estudiar oposición

¿Qué me decís de tener un calendario para planear vuestro tiempo de estudio?

Este año he descubierto, de la mano de Pedrita Parker, los calendarios. En concreto yo me he comprado el mensual. En cuanto aprenda a manejar mi tiempo seré la reina de los plannings (es broma, o no)

Os recomiendo mucho tener uno, porque son útiles para saber si cumplimos nuestros objetivos diarios, semanales o incluso mensuales.

Hay algunos opositores en InstaGram que ellos mismos elaboran los planning y nos los ceden para que podamos imprimirlos. Yo, personalmente, os recomiendo las cositas de @opo.key. Buscadla, no os arrepentiréis.

Aunque no tiene que ver con el post, os recomiendo este perfil porque es muy motivadora. Tiene un canal de YouTube genial para nosotras, las opositoras con altibajos. Que seamos sinceras, somos todas.

¿Usas tablet u ordenador para estudiar? Yo sí.

Si estudias en una academia online, tienes que usar una tablet o un ordenador. Yo uso un Ipad. Durante mucho tiempo usé tablets de ninguna marca en concreto, y todas se rompían. Hasta que a mi marido le regalaron un Ipad. Y obviamente, me adueñé de él. Es una maravilla tiene tres años y sigue funcionando como el primer día. No quiero otra tablet. No sin mi Ipad.

Es muy útil para hacer test, como ya sabréis. Yo también la uso para leer el temario algunas noches en la cama (las noches que no me duermo a las 9 pm)

Y los llevo a todas partes, porque nunca sé donde voy a poder sacar un ratito de estudio de provecho. En la sala de espera del médico, en el autobús… Hay que aprovechar cualquier momento, y lo sabes.

¿Me cuentas que usas tú? ¿Cuáles son tus imprescindibles? Como buena loca de la papelería bonita, me gusta conocer todo material nuevo. Podéis poneros en contacto conmigo a través del correo de esta misma página o a través de mi perfil de InstaGram. Allí soy @opositando_feliz.

Estaré encantada de hablar contigo. Un abrazote. Ángela

Si eres igual de friki de la papelería bonita que yo, te gustará esta caja:


Caja papelería bonita

Política de privacidad

Política de cookies

Aviso legal

Publicado el Deja un comentario

La técnica pomodoro puede ayudarte a estudiar una oposición

Técnica pomodoro de estudio

Opobox
Tu opokit de papelería
Técnica pomodoro de estudio

La técnica pomodoro puede ayudarte a estudiar una oposición

Hola opopiña. ¿Cómo estáis? Cuando empezamos a estudiar o cuando a mitad de camino nos sentimos cansados de hacer siempre lo mismo buscamos salidas. 

Una de las salidas suele cambiar la técnica de estudio, pensamos que quizá así rindamos más. Por este post puede ayudarte mucho. Así lo espero.

¿Qué es la técnica pomodoro?

Hoy os quiero escribir sobre una técnica de estudio de la que seguro que has oído hablar. Sirve para gestionar el tiempo de manera más productiva. Se emplea en trabajo, estudio y demás tareas que requieran un esfuerzo. 

La inventó Cirillo en los años 80. Se llama así porque su autor usó un reloj de cocina en forma de tomate, pomodoro en italiano. De hecho el aconsejó que usaramos un reloj similiar, porque el simple acto de poner en marcha el reloj condiciona nuestra actitud ante el estudio (en nuestro caso).

Os explico en qué consiste la técnica pomodoro

Lo primero que tienes que tener es un reloj con cronómetro. Puede ser de la cocina, ese que usamos para poner el horno. O un sencillamente un cronómetro. Casi todos los opositores tenemos uno para controlar nuestros tiempos de estudio.

¿Ya tienes tu reloj? Pues sigamos explicando. Ups, se me ha olvidado decirte que también tienes que tener tu temario a mano (demasiado obvio, pero por si acaso eres tan despistada como yo te lo recuerdo).

Vamos al meollo del método aplicado a nuestra faceta de opositores. Se trata de estudiar durante 25 minutos de manera intensa y concentrados. Cada etapa de 25 minutos es un pomodoro. Después de cada pomodoro se descansa, sí o sí, durante cinco minutos. Puedes ir a tomar un café, darte una ducha rápida, comer un tentempié, lo que quieras. Después de cuatro pomodoros el descanso ha de ser mayor, de unos 20 minutos aproximadamente.

Naturalmente, antes de ponernos a estudiar con ésta o cualquier técnica, tenemos que saber que parte del temario estudiaremos hoy y lo planificaremos. Y ya podremos ponernos en marcha.

Calendario estudio

¿Qué ventajas tiene la técnica de francisco cirillo?

Esta técnica nos obliga a hacer descansos. En ocasiones ignoramos la necesidad de oxigenar nuestra mente con pausas, aunque sean breves. Lo que la gente suele decir, desconectar para volver a conectar.

Otra ventaja es que nos ayuda a no empecinarnos en un tema o ejercicio. Al dividir el temario en partes para estudiar en cada pomodoro, si nos atascamos en un punto en el siguiente pomodoro estudiamos otra cosa. Atascarse de manera cabezota en algo que no entra en nuestra mente es un error (en mi opinión). La técnica pomodoro nos ayuda a controlarlo.

Para mi la ventaja más importante es que nos ayuda a poner foco. Dime que nunca tienes en la cabeza otras tareas que tienes que hacer mientras estudias. Por ejemplo, estás estudiando y piensas tengo que lavar tal cosa, o leer tal otra, o ayudar a los niños a hacer una tarea para la próxima semana. Si nunca te pasa dime tu nombre y le pido a mi ciudad que te haga un monumento.

A mi me pasa continuamente. Por eso este método es muy bueno para mí. Durante los 25 minutos de cada pomodoro no me levanto a hacer nada que mi mente considere urgente. Me concentro totalmente (o casi) en lo que toca hacer en esos 25 minutos.

Cuidado, no quiero decir que sea una técnica mágica. Obviamente depende de nosotros que la aprovechemos o no. De nuestra capacidad, actitud, planificación…

Como todo método tiene sus desventajas…¿Cuáles son?

La primera desventaja, por llamarlo de alguna manera, es que cada estudiante es un mundo. Es decir, cada uno de nosotros tiene unas aptitudes. Entre mis aptitudes no está la memoria por ejemplo. Entonces, en mi caso, considero que los pomodoros son un poco cortos jeje.

Otra desventaja, es poder acoplarlo a nuestras condiciones cotidianas. Por ejemplo, si tienes niños, es dificil (que no imposible) estudiar con este método porque las interrupciones pueden ser continuas. Si puedes ir a la biblioteca o que alguien se encargue de manera exclusiva de ellos, entonces sí, entonces puedes utilizar pomodoro con libertad y ser productivo.

Otra cosa que yo considero un bache para utilizar pomodoro es el temario. Cada parte del temario tiene una densidad, una dificultad, y puede ser complicado compaginarlo con pomodoro.

Al final, ninguna técnica de estudio es magia. Cada persona sabe como le conviene estudiar ya que conoce sus límites, aptitudes, circunstancias y su mejor manera de comprender y memorizar.

Estudiar oposición con el portátil

Usar o no la técnica pomodoro es tu decisión

LAhora que te he expuesto de manera muy personal mis opiniones sobre el método, piensa en tí, tu oposición, tus aptitudes y límites circunstanciales. Mi consejo es que no te compares con nadie, aunque estudie exactamente lo mismo. Puede que esta técnica, o cualquier otra, sea genial para tu mejor amiga pero no para tí.

Cuando nos planteamos estudiar de una u otra manera nuestro temario, no es buena idea compararnos con los demás. Porque puede ser muy frustrante no obtener los mismo resultados y por tanto pueden venir bajones.

Mi consejo es, que si te apetece, pruebes la técnica que te explico en este post. Pero teniendo en cuenta sólo tus resultados y sensaciones. Si ves que te funciona, adelante, sigue usándolo.

Si tu consideras que este método no es para tí, no pienses más, deséchalo de momento. No te estanques. Quizá más adelante vuelvas a probarlo y pienses “ahora sí”. La oposición es una carrera de fondo, y pasa por etapas.

Cualquier cosa que quieras comentare o preguntarme puedes hacerlo sin problema. Como siempre os digo, me encanta conocer a personas en mis circunstancias, con ganas de estudiar. A mi me motiva mucho, seguro que a tí también.

¡Nos leemos opopiña!

Si eres tan fan de la papelería como yo, puedes mirar esta caja sorpresa de papelería bonita:


Caja papelería bonita

Política de privacidad

Política de cookies

Aviso legal

Publicado el Deja un comentario

Como marcarse objetivos reales para estudiar una oposición

Apuntes oposición

Opobox
Tu opokit de papelería
Apuntes oposición

Cómo marcarse objetivos realistas de estudio

Hola opopiña. ¿Cómo va el inicio de año? ¿Y tenéis vuestros propósitos anuales típicos de inicios de año? 

 

En mi post anterior os conté los míos para crecer, tanto mental como físicamente. Hoy, casi terminando Enero, me gustaría hablaros de como hago que mis objetivos marcados sean reales. A veces sólo lo intento, pero dicen que lo importante es intentarlo, ¿no? 

 

Vamos al lío, os cuento qué hago yo. No tiene que ser una receta mágica, ni mi método va a ser el mejor. Es importante que te conozcas, sólo así conocerás tus superpoderes y tus limitaciones. Sin conocerlos no habrá manera de proponerte objetivos reales.

 

 

¿Cuál es el primer paso?

Como os he dicho antes, el primer paso es conocernos a nosotros mismos. Hace un tiempo, no mucho tiempo, yo me marcaba objetivos sin tenerme en cuenta. Y obviamente, cumplia pocos o ninguno.

 

Os pongo un ejemplo. Yo tengo sobrepeso y es algo que me preocupa. Incluso llegó a obsesionarme. Esta obsesión y no ser consciente de mis límites y capacidades hicieron que marcara objetivos tan absurdos como adelgazar diez kilos en un mes. 

 

Naturalmente, además de una barbaridad se convirtió en un problema. Porque para poder adelgazar esos 10 kilos (no lo intenteis nunca) pretendia casi dejar de comer. Y entraba en un bucle de ansiedad, y por tanto comia el triple. Por eso no sólo no adelgazaba 10 kilos, sino que no adelgazaba ni 10 gramos. Es muy frustrante la situación.

 

Por eso os recomiendo que os hagais un miniviaje a vuestro interior. Que veaias cuales son vuestras aptitudes y hasta donde estáis dispuestos a llegar por ese objetivo. Este paso es de vital importancia.

Planificación estudio

Ya estoy encantada de conocerme…¿Y ahora qué?

Ahora debes reflexionar hacia que punto van dedicados tus objetivos. Es decir, quieres crecer espiritualmente o mentalmente, evolucionar físicamente, estudiar más o mejor….

Si estás en este blog no creo que quieras ser el Dalai Lama, sino preparar a conciencia una oposición.

 

En este caso tienes que saber que temario tienes que estudiar, en qué consisten las pruebas del examen, cuanto tiempo dispones hasta que llegue el día E, y cuales son tus circunstancias personales para estudiar día a día. Es decir, de cuanto tiempo dispones en las 24 horas que la tierra tarda en dar una vuelta sobre si misma.

 

Yo no me marco objetivos más lejanos a un mes (salvo el examen). Cuanto más lejos esté la meta, más difícil cumplir con lo propuesto, y por lo tanto más irreales se vuelven los objetivos.

 

¿Tenéis un planificador mensual? Si no es así, podéis haceros uno como más os guste a vosotros. Yo me lo compré, porque los que yo hacía me quedaban un pelín cutre. La vida nunca me ha llevado por el camino del diseño.

 

Si no tienes planificador, o no te apetece hacerlo, seguro que tienes una agenda. Será suficiente con la agenda, casi todas tienen un planificador antes de cada inicio de mes.

Elegir la estrategia adecuada para conseguir mis objetivos

La mejor estrategia, quiero decir, la que mejor me ha funcionado a mí es escribir los objetivos que quiero conseguir. Y pegarlos en aquellas zonas que frecuentes. 

El opozulo, la nevera, tu agenda, tu móvil… Es fácil olvidar aquello que es algo abstracto, pero al escribirlo se concreta y se vuelve físico. Los recordatorios físicos son importantes por tanto.

¿Qué pasos sigo para tener claros mis objetivos?

Sabes tus capacidades y límites, conoces el temario a preparar y eres consciente del mucho o poco tiempo que tienes. Es hora de empezar.

Mira tema por tema el programa. Considera que temas son más importantes, cuáles te llevarán más tiempo, en cuantas partes se dividen. Teniendo una visión global de lo que tenemos que preparar, es más fácil plantearse como y cuando estudiar.

 

Ahora plantéate, de manera muy real, nada de fliparse, cuanto tiempo tardarás en estudiar cada examen. Y apunta en tu planning de que día a que día, vas a estar machacándolo. 

 

Yo, si no termino de cumplir con el tiempo estipulado, dejo ese tema y comienzo el que toque cada día, semana o mes. Depende de como lo haya organizado. Odio estancarme en un tema. Creo que pierdo más que gano si insisto en terminarlo. Pero tú y sólo tú sabes que táctica es mejor para tí.

Mesa de estudio oposición

Obstáculos cuando quieres cumplir tus objetivos

Vamos a ser francas, porque odio el postureo. Siempre hay obstáculos que vencer. Y en ocasiones podemos superarlos y otras no. Es esencial que sepas que hay obstáculos que cuestan más que otros. Si no eres consciente de esto, puede que nos frustremos y todo se convierta en una lucha contra los elementos y dejemos de trabajar nuestros propósitos.

Mis principal obstáculo soy yo y mi inflexibilidad. Estoy trabajando en ello muchísimo. Porque soy yo quien convierte a las tareas de la casa, o incluso a mis propios hijos en obstáculos. (aunque yo creo que son excusas disfrazadas de obstáculos).

 

Busca lo que obstaculiza tu camino para no a la meta. Tienes dos opciones básicamente. Lo borras, es decir, dejas de hacer todo lo que te quite el tiempo necesario para cumplir con tus metas. Lo esquivas, planteas en que momento del día es mejor realizar las tareas que no te sirvan para tus metas pero sean necesarias.

 

Un ejemplo personal de cada una. Para mi es un obstáculo leer. Me encanta la lectura. Entonces si veo que un día voy mal con mis propósitos, no leo, puesto que no es imprescindible.

 

A mis hijos no puedo, ni quiero, borrarles. Entonces si tengo que ayudarles en algo, miro en que rato es mejor hacer la tarea con Mateo, o bañar a Isabel. Lo escribo en mi planning y me olvido de ello hasta el momento en que lo vaya a hacer. Dedicando así mi tiempo a lo importante, no a lo “urgente”

 

 

Nos leemos opopiña. Escribidme siempre que querais. Soy toda ojos

 

 

Si eres tan fan de la papelería como yo, puedes mirar esta caja sorpresa de papelería bonita:


Caja papelería bonita

Política de privacidad

Política de cookies

Aviso legal

Publicado el Deja un comentario

¿Es posible estudiar una oposición online?

Se puede opositar online

¿Es factible estudiar una oposición a través de una plataforma online?

Es una pregunta con difícil respuesta, porque depende mucho de tí. Es de vital importancia que tengas muy claro qué quieres opositar. Si no, no es viable estudiar con una academia online.

En realidad, estudiar sin motivación, no es viable de ninguna manera. Puesto que la determinación es lo más importante para opositar, lo hagas como lo hagas.

Sigue leyendo ¿Es posible estudiar una oposición online?