Publicado el Deja un comentario

Cómo opositar y no morir en el intento, ni abandonar a tu familia.

Organizarse para estudiar

Opobox
Tu opokit de papelería
Organizarse para estudiar

Cómo opositar y no morir en el intento, ni abandonar a tu familia

Hola opopiña. ¿Alguna vez os han preguntado.. “y tu cuando ves a tus hijos”, “y tu cuándo vives”? Estoy segurísima que sí. Y también estoy segura de que ellos no saben lo que es opositar. No entienden que trabajemos durante meses, incluso años, por tener una plaza. 

Y por supuesto no entienden que nos deshagamos de cosas por el camino. Pero tenemos que tener cuidado con que cosas sacrificamos.

Como ya sabéis soy madre de dos pequeños de siete y cinco años, ama de casa y opositora. Y admito que es difícil conciliar mi vida personal con la oposición. Si tienes memoria fotográfica tienes algo ganado, no es mi caso desafortunadamente. 

De hecho mi memoria brilla por su ausencia. Sabéis el dicho que tienes menos memoria que un mosquito, pues el mosquito se llama Ángela. Así que tengo que dedicar bastantes horas a estudiar si quiero sacar mis objetivos semanales.

¿Cómo organizo mi día a día?

En mi opinión, siempre muy humilde, es de vital importancia para nuestra salud mental hacer cosas que nos gustan y pasar tiempo con nuestra gente. No soy psicóloga, lo digo desde mi experiencia opositoril. ¿Pero de donde saco el tiempo?

Tener dos hijos con edades de siete y cinco años, conlleva peleas, riñas, berrinches, llantinas. Con sus correspondientes: “mami, el tate no me deja la tele”, “mami, Isabel me ha tirado del pelo” ¿Quién puede concentrarse así? Yo no.

Por eso busco momentos en los que ellos estén dormidos o muy entretenidos.

Conozco una loquita adorable que hace, lo que ella misma denomino “El turno de la muerte”. Ella es @opomamiazul y se despierta a las 3 de la madrugada. 

Sí, has leído bien. Cuenta la leyenda que es una vampira que no necesita dormir, pero yo creo que es un madre que prefiere sacrificar horas de sueño que horas con sus hijos. Cumple con sus objetivos (supongo que no siempre, porque es vampira no perfecta) en el rato entre las 3 y cuando se despiertan sus niños. Y la tarde la dedica a sus pequeños.

Otra cosa que hago cada semana es dejar libre el día en que estemos todos en casa. Sí o sí, el domingo lo paso haciendo cosas con mis niños y mi marido. Al final del día hago el examen de repaso semanal de Gokoan (es muy útil). De esta manera disfruto el día con mis niños, y no siento la culpabilidad (totalmente errónea) por no estudiar.

En cuanto a productividad, yo soy más eficaz estudiando por la tarde. Concretamente de cinco de la tarde en adelante. Entonces decidí trasladar mi opozulo al salón ese rato y dar responsabilidades a Mateo, que es el mayor (que no el más maduro) Él cuida de su hermana. Todo lo que ella necesite, se lo da (siempre que no suponga un peligro). Mato dos o tres pájaros de un tiro. Mateo madura, los hermanos juegan juntos y yo estudio.

Libreta para estudiar oposición

¿Dedicas tiempo a tus aficiones?

Dentro de nuestra vida personal, obviamente, también entran nuestras aficiones. Tener tiempo para nosotras mismas es importante. Alivia a la mente de agobios (innecesarios e inútiles). 

Mis hobbies son ver series y leer. Lo que más me gusta es leer. Por eso cada día leo al menos media hora, casi siempre antes de dormir. Enriquece mucho leer y me ayuda a no volverme loca

¿A tí que te gusta? Pintar mandalas, ver pelis, montar en bici… Lo que sea. ¡Hazlo! Sacar diez, veinte, treinta minutos no es tan difícil, prueba y lo verás. Regálate un tiempo para tí. Ya me contarás si te viene bien o no.

Estudiar con la tablet

Es cierto que hay que sacrificar algunas cosas

A veces surgen imprevistos. Un niño se pone malito, un papeleo que hacer fuera de casa… En casos asçi tenemos que conocer nuestras prioridades. En mi caso dejo de hacer cosas en casa. 

¡Ojo! Eso no significa que mi casa quede sucia. Simplemente no limpio tan a fondo. Mis hijos son lo primero en mi vida y la oposición lo segundo. Lo tengo clarísimo.

¿Hay que sacrificar cosas? Sí. Pero no debe ser nuestra salud. Así que procuremos no agobiarnos. No hay que sacrificar lo importante en el altar de lo urgente.

¿Qué es más importante para tí, barrer el salón o estudiar un ratito más la oposición que te dará tu sueño?

Yo he de confesar que tengo mucha suerte, porque los horarios laborales de mi marido son bastante buenos. Lo que nos permite estar tiempo juntos. Y que él se encargue de los niños bastante tiempo ¡Soy muy afortunada!

Opopiña, lucha por tu plaza. Cuando la tengas podrás disfrutar tu vida y todo lo que hay en ella con la tranquilidad de un buen horario, un sueldo fijo y nada de preocupaciones laborales. Pero lucha viviendo. No dejes de hacer lo que te gusta con tu familia o tu sola. Simplemente saca tiempo, aunque sea poco. 

Todas sabemos que a veces hay que parar, para volver a arrancar. ¿Hay mejor forma de cargar pilas que haciendo lo que te gusta con quien tu quieras? La respuesta es ¡no!

Yo te apoyo en el camino. Si quieres contarme algo no dudes en hacerlo, aquí o en mi Instagram @opositando_feliz

Un abrazote, nos leemos

Si eres tan fan de la papelería como yo, puedes mirar esta caja sorpresa de papelería bonita:


Caja papelería bonita

Política de privacidad

Política de cookies

Aviso legal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *