Publicado el Deja un comentario

¿Qué es el time blocking y cómo me ayuda a opositar y emprender al mismo tiempo?

Que es el time blocking

Hola opopiña.

¿Cómo estáis? Hoy quiero hablaros del método que uso hace unos días para administrar mi tiempo.

Como muchas ya sabéis soy madre, ama de casa, opositora y ahora he añadido Opobox a mi día a día. Estoy segurísima de que a vosotras también os faltan horas durante el día. Si además sumamos mi falta de foco, la cosa se pone difícil.

Cuando algo me ilusiona, y es el caso de Opobox, suelo dejar de lado lo demás (casi todo). En este caso me dí cuenta de que no estudiaba el tiempo que yo misma estipulé con anterioridad.

Afortundamente para mí, mi marido es el organizado del matrimonio, y me habló del método de gestión del tiempo llamado Time Blocking.

¿Qué es el método Time Blocking?

¿Recordáis los horarios que nos daban las profes en el cole?

Pues más o menos, esa es la definición del método, de manera muy resumida.

Consiste en dividir o separar el día en bloques de tiempo, asociando cada bloque a una tarea distinta.

Voy a ponerte un ejemplo con mi día a día. Mis tareas diarias son, básicamente: tareas del hogar y niños, estudiar la oposición, estudiar un grado de Teología y Opobox (cuando no surge algo más).

Para las faenas que necesitan más de mi concentración soy más productiva por la tarde. Pues bien, yo dividí mi día así: estudio de 4 a 7 de la tarde, limpio y organizo la casa de 9 a 11 de la mañana, de 12 a dos del mediodía estudio teología y vuestras cajas las preparo de siete y media de la tarde en adelante.

Esta es la base de mi Time Blocking. Si surge algo, soy flexible y lo introduzco. Pero en la medida de lo posible no me salgo de mis bloques.

Cómo te ayuda el time blocking

Ventajas del Time Blocking

  1. Somos más proactivos. No nos dejamos llevar por el tiempo, sino que nosotros lo controlamos. Planificando bien los bloques, somos dueñas de nuestro día.
  2. Somos más productivas. Al marcar unos horarios para cada tarea aumentamos la concentración evitando distracciones (aunque las madres sabemos que no siempre es posible evitar que nos “molesten”)
  3. Tenemos más energía mental, y por tanto, más energía física. Ambos aspectos de nuestra vida se retroalimentan. Apuntando, en papel o en dispositivo, las tareas que tenemos que hacer liberamos nuestra mente. Ya no tenemos que estar pensando que tenemos que hacer en cada momento. Esta ventaja es la más útil para mí, porque es la que más me ayuda a concentrarme o poner foco en lo importante y no en lo urgente.
Como usar el Timeblocking

Consejos para realizar tu Time Blocking

El Time Blocking me ha venido genial, pero he tenido en cuenta cosas para realizarlo. Os las explico:

  1. He dado un color específico a cada tarea. Ya sea que lo hagas en papel o en cualquier dispositivo, ponle colorines. Yo siempre fui una romántica que usaba papel, pero ahora uso la agenda eléctronica de @srta_opositora. Podéis encontrar muchas agendas súper chulas y útiles en su web “The Pink Pomelo”. Mi marido usa el calendario de Google. Dejo claro con esto que él no es un loco de las cosas guays, es bastante práctico.
  2. Deja espacio para tu vida personal. ES muy importante que, a pesar de nuestros muchos trabajos pendientes, podamos tener tiempo para disfrutar de la familia, amigos, una buen libro… Si no dedicamos también tiempo a lo que más nos gusta o nos apetece, no sólo bloquearemos las tareas en bloques sino que también bloquearemos nuestra mente y no rendiremos igual.
  3. Piensa en que momentos del día eres más productiva y planea en que momento hacer una cosa u otra. Como te dije antes, yo las tareas en las que tengo que esforzarme intelectualmente, las dejo para la tarde. Si me pusiera un bloque de estudio por la mañana estaría perdiendo el tempo. ¿Tú cuándo estudias mejor? Piénsalo y serás mil veces más productiva.

¿Cómo ha cambiado mi vida?

Quizá decir que ha cambiado mi vida suena un tanto exagerado, pero lo cierto es que sí ha cambiado cosas de mi vida. Soy muy desordenada, lo confieso. Y mi desorden no se da sólo en mi escritorio, también en la manera de planificar todo lo que tengo que hacer.

Casi siempre voy de una cosa a otra sin terminar ninguna. Me pasa amenudo que me pongo a estudiar, y recuerdo que la lavadora terminó, y me levanto a tender. Desconcentrándome totalmente.

Ahora con este método lo llevo mejor. No lo hago perfecto. Pero estoy evolucionando muy positivamente. Y, ¡oh sorpresa!, en realidad tengo más tiempo del que creía que tener.

Os animo a intentarlo. Vereis que mejorará vuestro rendimiento en todas las áreas de tu vida. Cuéntame como te va cuando lo pruebes.

Gracias por leerme siempre!! Un abrazo



Si te gusta la papelería bonita como a mí, échale un vistazo a esta caja sorpresa de papelería:

Opobox foto



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *